Fomenta las relaciones públicas internas en tu empresa

humanos

En el transcurso de nuestro día laboral, muchas veces no nos percatamos de las grandes oportunidades que tenemos para comunicar los aciertos que logramos en nuestra área de trabajo e inclusive, a nivel personal, y son estas actividades las que pueden generar una imagen positiva y de confianza, tanto de nosotros como de nuestro desempeño, la cual pretendemos transmitir al interior de nuestra organización. Es muy valioso echar un vistazo a estas oportunidades y comenzar a hacernos relaciones públicas a nosotros mismos.

Cinco recomendaciones que podemos llevar a cabo para fomentar las relaciones públicas internas:

  1. Un saludo no se le niega a nadie. Un “buenos días” con una sonrisa, a cualquiera de las personas que trabajan en nuestra empresa, es indispensable para generar buena voluntad hacia nosotros y nuestro trabajo. A veces se tiene la creencia de que a mayor nivel jerárquico, menos importante es esto. ¡Falso! Sucede exactamente lo contrario: entre mayor es el nivel que ostentas dentro de tu organización, más relacionado, amable y cortés deberás de ser, ya que eres tú quien representa a la empresa. Cinco minutos para preguntar “¿cómo estás?” o “¿en qué proyecto estás trabajando ahora?” y escuchar la respuesta, pueden ser realmente benéficos para tu interlocutor como para ti mismo y tu imagen. Tal vez puedas retroalimentar la idea o el proyecto que trae entre manos o inclusive, te dé ideas para hacer más grande el tuyo.
  2. Comunica bondades y emite recomendaciones. Generar un boletín interno (semanal, quincenal o mensual) puede ser una de las herramientas más efectivas para lograr comunicar las bondades de los productos o servicios que vendemos, internamente, o para dar a conocer casos de éxito de algunas áreas de la firma, así como algunas recomendaciones que nunca están demás dentro de pequeñas y medianas empresas (pymes). Un boletín interno es una herramienta de comunicación e interacción muy efectiva, sobre todo cuando solicitas la participación de los miembros de la compañía. Puedes liderar tú mismo este proyecto, de gustarte y tener el tiempo para ello, o delegarlo al área de comunicación o recursos humanos.
  3. Las horas de comida son una excelente oportunidad para hacer networking entre las diferentes áreas. No siempre te vayas a comer con las mismas personas; trata de conocer nuevos miembros del equipo, aun cuando no trabajen directamente contigo, e interésate por los proyectos y las personas que tienen a su cargo. También puede ser momento para platicar acerca de los tuyos y de comentar los aciertos que has tenido; nunca sabes en qué derivará esta conversación y qué ideas surgirán tanto para uno como para el otro.
  4. Realizar convivios dentro y fuera de la oficina con tus pares, subordinados y/o supervisores. Es importante generar relación constantemente con las personas que a diario tienen la misma misión que tú: causar un resultado en la organización. Ya sea una comida por el día de la madre, una visita a un bar cercano para desestresarse un viernes en la tarde, o un convivio con los hijos de todos aquéllos que son padres de familia, el estar en comunicación y relación con la gente de tu empresa es importante para tu imagen y los resultados que quieres obtener
  5. Siempre tener a la vista la misión, visión y los valores de la empresa, y aludir a ellos en reuniones de trabajo. La gente suele dejar de prestar atención al bonito cuadro de la sala de juntas, que contiene los valores de la firma, pero cuando se los recuerdas en una reunión de trabajo donde ves que están haciendo falta para poder resolver un problema, o cuando los recuerdas a tu equipo para poder tomar una decisión, la gente los tiene presentes y actúan con base en éstos. Al mismo tiempo, esto genera un reconocimiento de su parte hacia ti y tu imagen sigue representando a la organización.

Con información de: http://elempresario.mx/opinion

Anuncios

Los retos para gestionar recursos humanos en el futuro

humanosOficinas con amplios espacios y pocas paredes, trabajadores remotos, horas flexibles y hasta los avisos con frases motivacionales en tonos pastel, estas son las nuevas tendencias en los sitios de trabajo que hacen parte de las gestiones de recursos humanos más modernas. En un mundo cada vez más digitalizado, los ejecutivos deberán encontrar la mejor manera de darle comodidad y flexibilidad a sus empleados para así cuidar los ingresos de la compañía.

Según el grupo de investigación de Hay Group, los cambios en la fuerza de trabajo y en las vidas de sus empleados forzarán a las compañías a tener nuevas políticas y mejores líderes en el área de recursos humanos. Las conclusiones de su estudio afirman que hay cinco factores que van a afectar las organizaciones de aquí a 2030 y que se convertirán en retos para los líderes de los departamentos de recursos humanos. Entre eso están la globalización, el cambio climático, una población envejecida y diversa, la individualización, y un estilo de vida digital de los empleados.

Con información de: www.larepublica.co/alta-gerencia

Mexicanos, los que más horas trabajan al año: OCDE

humanosLos mexicanos son los ciudadanos de la zona OCDE, que agrupa a las 34 principales economías mundiales, que más horas trabajan al año en promedio, más de 2,200, reveló un reporte publicado este martes en París.

De acuerdo al informe, los mexicanos trabajan un promedio de 2,250 horas por año, casi 500 horas más  que el resto de ciudadanos de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que laboran 1,776 horas por año en promedio.

El reporte, basado en sondeos y titulado “¿Cómo va la vida?, precisó asimismo que los hombres son los que trabajan jornadas más largas en México, un 35%, mientras que el 18% de las mujeres con trabajo confesó tener largos horarios laborales.

En cuanto a la remuneración salarial, el promedio de sueldos mexicanos también registra una fuerte diferencia respecto al promedio de la denominada “área OCDE”, que agrupa a las principales naciones desarrolladas.

Mientras que en México la organización calculó el salario promedio en 9,885 dólares por año, el promedio de lo que gana un trabajador de un país de la OCDE alcanzó los 34,466 dólares.

Con información de: http://eleconomista.com.mx/industrias

Estrés silencioso, amenaza en la oficina

humanosTener un mal jefe no es lo único que ocasiona ansiedad en el trabajador; existen otros estresores silenciosos, como los factores ergonómicos en el lugar de trabajo, dicen especialistas.

“Materiales, colores, sistema de ventilación, nivel de ruido y mobiliario, constituyen más del 36% de un clima laboral positivo”, señala Liliana Silva, directora de Mercadotecnia de la firma inmobiliaria, Grupo Xtra.

En las empresas donde se censura el uso de Internet y de redes sociales existe más estrés que en donde se permite el uso de estos canales de forma regulada. El primero refiere un ambiente de coerción, donde los empleados tienen menor compromiso con sus tareas, y en el segundo existe una sensación de libertad, ejemplifica Silva.

Una oficina deja ver a simple vista si se trata de una administración horizontal o vertical, si se privilegia el hemisferio cerebral izquierdo o derecho, y si los trabajadores tienen opción de comunicación o las jerarquías están muy marcadas, comenta la directiva.

En México, alrededor de 200,000 centros de trabajo carecen de entornos saludables, y tres de cada empleados refieren problemas sanitarios a causa de la exposición a sistemas climatizados, altos decibeles y otros factores, según estimaciones de Grupo Xtra y datos analizados de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios.

Mi oficina me enferma

A finales del 2000, 150 empleados de las oficinas de Gas Natural de Barcelona presentaron su queja sobre una enfermedad causada por la electricidad estática y la falta de ventilación en el espacio laboral. Los colaborados empezaron a notar marcas en los muslos, que no provocaban dolor.

El Departamento de Empresa y Empleo de Barcelona indicó que se trataba de ‘lipoatrofia semicircular’, un padecimiento que consiste en la pérdida del tejido adiposo en las piernas, y se caracteriza por hendiduras en la piel. Se determinó que las cargas electroestáticas alrededor de las mesas de trabajo, en combinación con el clima seco de las oficinas, podría ocasionarlo.

En México, la Universidad Autónoma de Yucatán participó en un informe realizado en las oficinas del Tribunal Colegiado de esta ciudad, para evaluar la presencia del Síndrome del Edificio Enfermo (SEE). Luego de entrevistar a más de 900 personas, los resultados revelaron que los trabajadores presentaron diversos malestares asociados a SEE, como problemas en el tracto respiratorio y sistema nervioso, por condiciones del aire y de poca o mala luminosidad.

Una oficina puede reforzar o contrarrestar la productividad y salud del empleado, según las características arquitectónicas que predominen. Los espacios poco luminosos y sin ventilación, por ejemplo, generan mayor estado de ansiedad, según datos publicados por el Stress Research Institute.

Los estornudos, fiebre, tos y congestión nasal suelen ser causa de defensas bajas, producto de una mala ergonomía en el lugar de trabajo, dice Fernando Noriega, médico general de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

“Muchas veces el aire acondicionado no se limpia con la periodicidad indicada, así que bacterias y virus quedan suspendidos y se esparcen generando contagios. Esto es la principal causa de enfermedades respiratorias”, explica Noriega.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el síndrome de edificio enfermo afecta a un 30% de las instalaciones corporativas en el mundo. Se aplica el concepto de edificio enfermo a los padecimientos ocasionados, en empleados, por malas condiciones en oficinas.

Adicional a los inadecuados sistemas de ventilación, hay materiales de construcción que pueden contener tóxicos, lo cual ocasiona dolores de cabeza y náuseas, entre otros problemas, agrega Fernando Noriega.

Con información de: www.cnnexpansion.com/mi-carrera

¿Problemas de comunicación?, 5 tips para hablar con tus empleados

humanosLa comunicación entre el líder y los empleados es importante, ésta debe ser respetuosa, clara y sencilla. El objetivo es que todos entiendan el trabajo y caminen por la misma ruta.

Muchos problemas nacen por una mala comunicación; es decir, transmitir un mensaje o señales poco claras que sólo provocan desconcierto.

Una sentencia común es tratar a las personas como te gustaría que te trataran a ti. Sin embargo, el líder puede caer en problemas a la hora de comunicarse con sus empleados, lo que causaría que las metas y objetivos no se cumplieran.

Al respecto, compartimos unos sencillos tips para que hables adecuadamente con tu equipo de trabajo.

1.- Sé respetuoso
A pesar de que te encuentres malhumorado, habla sin insultos. Además, demuestra interés en las opiniones e inquietudes de tus trabajadores. Evita los chismes, ya que sólo provocarían malos entendidos.

2.- Comunica las necesidades de la empresa con claridad
Comparte con los empleados las metas y objetivos, y explícales de una manera sencilla las herramientas que se utilizarán para cumplirlas. Para verificar que la información fue clara y que ellos la entendieron, haz preguntas y busca que tus trabajadores no tengan miedo al contestarlas.

3.- Pon atención a las conversaciones
Dale a tus empleados la atención necesaria en la conversaciones, date tiempo para platicar con ellos.

4.- Felicita
Cuando realicen un buen trabajo, expresa tu satisfacción y felicítalos. No te guardes nada, manifiesta tu parecer hacia la labor que están realizando.

5.- Incluye a todos en temas difíciles
Cuando se presenten problemas, incluye a todo tu equipo para resolverlos. Además, sé objetivo, habla sin ira, no busques culpables sino la manera de solucionar el dilema. Evita, sobre todo, hacer “ataques” personales.

Con información de: www.merca20.com

Gestión de talento, un reto para las empresas

humanosEn México, 55% de los empleados piensan o planean cambiar de trabajo debido a que en su puesto actual no tienen expectativas de crecimiento o porque buscan cambiar de ambiente, de acuerdo con la consultoría de capital humano Talent Wise, por lo que es necesario que el personal encargado de gestionar los recursos humanos de un negocio, desarrolle estrategias que eviten la rotación del talento.

Para una empresa, reemplazar a un colaborador tiene un costo aproximado de entre 30 y 100% del valor total de la compensación anual de un empleado, pues tardan demasiado en conseguir a candidatos calificados para los puestos vacantes debido a que buscan personal con demasiada preparación y talento”, explicó Mercedes Mantecón vocera de Talent Wise, durante el foro SAP HR Summit 2013

Y es que de de acuerdo con Mercedes, los colaboradores que tienen una mejor preparación, y por ende un alto desempeño, son por lo menos dos veces más productivos que los demás trabajadores, convirtiéndolos así, en un activo clave para el incremento de la rentabilidad de las organizaciones y para diferenciarlas de la competencia.

No obstante, la representante de Talent Wise aseguró que son pocas las empresas que desarrollan un modelo de competencias que busque la evolución y la retención del talento humano “y menos aún aquéllas que los alineen a la estrategia del negocio”.

Por esta razón y para administrar de una manera más eficiente al capital humano, Mantecón recomendó a los asistentes al foro identificar el talento de cada uno de los empleados de una firma, analizando su nivel de educación, las motivaciones que tienen y su potencial a futuro.

“Es necesario conocer cuales son las motivaciones de cada individuo y las capacidades que tiene para realizar un plan de desarrollo acorde a sus intereses, determinar cuáles serán sus posibles asignaciones, tiempo esperado para ascenderlo, resultados que debe lograr y sus responsabilidades”, explicó Mercedes.

La representante de Talent Wise, también subrayó la relevancia de dar seguimiento al crecimiento de cada empleado, de ser posible, utilizando herramientas tecnológicas para no olvidar los planes de desarrollo trazados para cada trabajador.

Con información de: http://elempresario.mx/actualidad

Tres formas de sobrevivir al estrés

humanosEstrés es una palabra a la que fácilmente te acostumbras en el ambiente laboral, pero eso no es significa que sea un hábito positivo.

En México, siete de cada 10 empleados experimenta baja realización profesional, ansiedad y tristeza en su ámbito laboral, según un estudio de la Facultad de Medicina de la UNAM entre más de 400 profesionistas.

Entre el 60% y el 90% de las consultas a médicos generales en Occidente tiene relación directa con el estrés, añade la Universidad de Harvard.

“Todos necesitamos ese nivel de tensión para actuar con eficiencia. Pero existe un momento en que pasas a la zona peligrosa, donde incluso cuesta aprender y ya no te interesa el trabajo”, dice Mario Alonso Puig, médico especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo e integrante de la Academia de Ciencias de Nueva York.

En el trabajo todos los días hay que tomar acciones y conseguir resultados. El error surge cuando sólo te enfocas en sacar pendientes, sin una visión a largo plazo. “La gente que sólo hace y hace, y no piensa, acaba llegando a un lugar donde no quería estar laboralmente”, menciona el también especialista en negociación por el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

En cualquier trabajo se vive la cultura de las prisas. Si se quiere ir a gran velocidad y con buenos resultados, el profesionista tiene que sentir cierto equilibrio y entusiasmo por su trabajo, añade el experto.

Una encuesta de la consultora Grant Thornton International ubica a México en el séptimo lugar con mayor estrés laboral, a nivel mundial, después de Grecia, China, Taiwán, Vietnam, Tailandia y Perú.

Cambio de actitud

“La presión excesiva y prolongada merma las capacidades intelectuales al dañar (áreas) del sistema nervioso central que son claves en la memoria y el aprendizaje”, indica Alonso Puig en un artículo sobre el impacto del estrés en las organizaciones.

Ante situaciones estresantes, el nivel de la hormona cortisol se eleva intensamente. El cortisol también sube en situaciones de resentimiento en escenarios laborales, como peleas continuas con el jefe y frustración con las actividades realizadas.

El especialista en liderazgo, y participante del World Leadership Forum, menciona las siguientes acciones para evitar el sentimiento de ser un rehén en lo laboral:

1. Presión, sin excesos. El estrés no necesariamente es negativo. El problema es centrarse en su parte negativa, el distrés, que resulta de la poca capacidad que muchas veces se tiene para enfrentar las emociones, por ejemplo, desacuerdos con un superior. Esta incapacidad se manifiesta especialmente en conflictos interpersonales.

¿Cómo sabes que estás pasando a la zona peligrosa? Te sientes irritable, presentas cansancio súbito, pierdes concentración y capacidad de análisis. En este caso, el empleado vive acumulando tensión, y se registra un suceso que es afín a muchos trabajadores: el estrés reprimido es de tal magnitud que cuando salen de vacaciones se enferman al primer o segundo día.

2. Ubica prioridades. Las personas se ‘mueven’ en estos cuadrantes:

a) cosas que no son importantes ni urgentes.

b) aspectos que no son importantes, pero se viven como si fueran urgentes.

c) situaciones importantes y urgentes.

d) cosas que son importantes y no urgentes.

“Nuestro tiempo como profesionistas suele estar secuestrado en el espacio de lo que no es importante pero se vive como urgente, cosas que debes hacerlas como sea. Se descuida lo que ahora no es urgente, pero lo será en algún momento si no se le presta la atención debida”, expresa Alonso Puig.

El especialista detalla que es importante tener una visión de hacia dónde vale la pena ir, a partir de tus objetivos, y a partir de eso crear prioridades. De lo contrario se vive en un estado de urgencia, que no necesariamente es sinónimo de más y mejor desempeño, menos de saber planificar una trayectoria.

La persona necesita “tomar el papel de protagonista y no simplemente de víctima”, agrega el especialista y cita que quien se convierte en adicto al trabajo tiene al menos dos necesidades cubiertas, por ejemplo: sentimiento de control y poder;  idea de que pertenece a “algo”.

“Un gran problema surge cuando quien tiene el poder es workaholic, pues quiere llevar a todos a su ritmo. Eso genera un entorno empresarial de neurosis, que se observa fácilmente en situaciones como cuando el jefe habla a la oficina tarde para ver si el empleado sigue ahí”, subraya Puig.

3. Siete, la clave. El cuerpo y el cerebro necesitan este número de horas para repararse. Alonso Puig señala que en un escenario de irritación en el trabajo, se puede recurrir a técnicas básicas, como ejercicios de respiración. Esto evita tomar decisiones bajo el efecto del enojo, pero en realidad un control efectivo de estrés requiere un plan de acciones más completo, fuera y dentro de la oficina.

Con información de: www.cnnexpansion.com/mi-carrera

Focalizar esfuerzos eleva la competitividad

humanosCuando las empresas logran focalizar sus esfuerzos de manera adecuada y fomentan el trabajo en equipo, los objetivos son mucho mas claros, los problemas son más fáciles de solucionar, se disminuyen los gastos, se fortalece la cultura de trabajo y se reducen los tiempos de entrega, señaló Margarita Chico, directora de comunicación del portal de empleo Trabajando.com.

De acuerdo con la especialista, es importante que las organizaciones se preocupen por dirigir el esfuerzo y las actividades de sus empleados, ya que todos los miembros de la empresa deben trabajar en sintonía para que la productividad y la competitividad de la compañía aumenten.

Por ello, es importante que los líderes de las empresas fomenten en los trabajadores los valores de compromiso y responsabilidad hacia los objetivos que persigue la compañía, además de brindarles capacitación para que realicen procedimientos correctos al momento de trabajar en equipo, con la finalidad de que cada empleado se enfoque en su área de trabajo.

“Si las compañías no logran focalizar bien sus esfuerzos, quiere decir que los objetivos no están claros; por lo tanto, no se llegan a alcanzar las metas planeadas, los equipos de trabajo no logran un alto desempeño y el clima laboral se cae”, afirmó la representante del sitio web.

Trabajo en equipo

Los expertos recomiendan a las pequeñas y medianas empresas (pymes) contratar a consultorías especializadas en solucionar estos problemas, ya que al estar en etapa de crecimiento, los directores o gerentes del negocio no logran definir sus procesos y enfocarlos de manera adecuada.

“El fomentar el trabajo en equipo en la pymes y ayudarlas a focalizar sus esfuerzos comienza desde el momento en que definen el rol que debe asumir cada miembro de la organización, ya que el reto en este tipo de empresas es que ninguno de los miembros sabe dónde inician y dónde terminan sus responsabilidades y actividades”, dijo Rodrigo Laddaga, director general de la empresa Emyth.

De acuerdo con el especialista, las pymes deben revisar periódicamente, al menos una vez cada tres meses, cada uno de los proyectos que se están trabajando, verificar qué actividad está realizando cada miembro de la organización y cuidar que dichos proyectos no desvíen al empleado de su área primordial de trabajo, es decir, que no descuiden su trabajo diario.

Para que esto ocurra, los líderes deben tener una buena comunicación con los empleados y tomar en cuenta sus opiniones. Esto se puede incentivar con dinámicas de trabajo y fomento de un buen clima laboral entre compañeros, además de motivarlos haciéndoles ver que su trabajo es muy importante y que por ello resultarán beneficiados.

Sin duda, las pymes deben tener objetivos muy claros, metas cuantitativas, crear procesos y confiar en cada miembro, ya que con estas estrategias y manuales claros, aún con rotación en la compañía, pueden llegar a crecer”, dijo Laddaga.

Los expertos coinciden en que en esta clase de procesos existen muchos factores para medir; cuando se hace de forma correcta, por lo general, las metas de la empresa son claras, existe una plantación estratégica, saben hacia qué mercado van enfocadas y, sobre todo, saben las actividades de cada empleado de acuerdo con su perfil profesional y logran que los trabajadores tengan metas en común.

Con información de: http://elempresario.mx/management-mrkt

¿Cómo es tu gente, entregada o aprovechada?

humanosEl personal de las empresas familiares puede actuar como gente “entregada”(“givers”) o como personas “aprovechadas” (“takers”).  La gente “entregada” colabora con los demás y les ayuda sin pedir nada a cambio.  Estas personas ofrecen su apoyo, sus conocimientos, comparten sus experiencias, realizan tareas y dan su mejor esfuerzo por los demás  Por el contrario, las personas“aprovechadas”, buscan que los demás les sirvan y les ayuden a realizar sus labores, se aprovechan de sus compañeros sin dar nada a cambio.

Adam Grant, profesor de Wharton, ha estudiado este fenómeno del comportamiento humano en su libro; “Give and Take: A Revolutionary Approach to Success.”

Grant argumenta que las organizaciones que favorecen que su personal actúe como gente “entregada”,desarrollan un mayor nivel de colaboración, son más innovadoras, alcanzan niveles de gran calidad, son más productivas, tienen menores costos, mejores índices de satisfacción del cliente y menor rotación de personal.

El reto de las empresas radica en favorecer que su personal sea gente “entregada” y reducir las posibilidades de que surja más gente “aprovechada”. Pero muchas empresas siguen políticas que actúan en sentido contrario, al recompensar a la gente  “aprovechada” que logra resultados  sin analizar como los alcanzan.

La gente “entregada”, es muy generosa y en muchas ocasiones es tímida y no muy asertiva.  La gente asertiva, sabe lo que quiere y como lograrlo y no le importa aprovecharse de los demás para lograr sus objetivos. La timidez puede orillar a las personas “entregadas” a pensar sólo en los demás sin considerar su propia conveniencia.  Es indispensable apoyar a la gente tímida para impedir que los aprovechados los “usen” en su beneficio.

Otro aspecto importante de la gente “entregada” es su absoluta disposición de ayudar a los demás.  Existen personas que suspenden sus labores por apoyar a a otros,  llegan a descuidar tanto su trabajo, que acaban trabajando horas extras o los fines de semana para completar sus tareas por haber realizado el trabajo de otros.  Grant, propone que la disposición de ayuda no sea total, sugiere que las personas definan: cuando, cómo y a quien ayudar.  La disposición se puede limitar a ciertas horas del día, sólo en ciertos temas y sólo apoyar a las personas que puedan ofrecer reciprocidad.

Grant afirma que las personas “entregadas” desarrollan empatía con los demás, comparten sus sentimientos y sufren con los problemas y dificultades de todos. Grant sugiere que las personas “entregadas” no tan sólo tengan empatía con los sentimientos, sino que también traten de tener una visión de las perspectivas y los pensamientos de los demás para conocer sus verdaderos intereses y así evitar que sean manipuladas por su extrema generosidad.

La empresa familiar debe favorecer una cultura organizacional que promueva la colaboración y la productividad, para lograrlo se requiere tener más gente “entregada” y menos gente “aprovechada”.

¿Cuál es el comportamiento de tu personal? ¿Cómo puedes favorecer a la gente entregada? ¿Cómo puedes limitar a la gente aprovechada?

 Visita: www.profitconsulting.com

Sígueme en twitter: @mrbprofit

Con información de: http://blogs.cnnexpansion.com/asesor-en-empresas-familiares/

Trabajadores mexicanos valoran liderazgo en un jefe

humanos

Un buen jefe es el que tiene capacidad de liderazgo, así lo estiman 70% de los profesionistas mexicanos encuestados por OCC Mundial, durante un sondeo aplicado a 1500 trabajadores en el primer trimestre de 2013, con el fin de conocer los niveles de satisfacción en el trabajo.

En ese sentido, seis de cada 10 trabajadores se mostraron satisfechos con el trato que reciben de sus superiores, aunque 40% afirman ser poco reconocidos por el trabajo bien realizado.

De acuerdo con el reporte presentado por el portal de empleo, el factor humano es el más valorado entre el 31% de los profesionistas mexicanos encuestados, mientras que el 30% considera el equilibro entre la vida profesional y personal como la caracteristica que más valoran de su empleo actual.

El sitio OCC Mundial afirmó que el ambiente laboral es la condicionante más valorada por los mexicanos en su trabajo actual.

Con información de: http://mundoejecutivo.mx/economia-y-negocios