Pymes, en una encrucijada por reforma

eco1La transformación de la banca de desarrollo contemplada en la iniciativa de reforma financiera del Gobierno federal beneficiará solo a aquellas pequeñas y medianas empresas (Pymes) jurídicamente sustentables y con una estructura interna adecuada para acceder a mayores financiamientos, advirtieron especialistas.

“Muchas Pymes quiebran a los tres años, hay que ver a qué tipo de empresa les van a dar recursos, y cuáles son los objetivos, por lo que se tienen que vincular bien los objetivos de la banca de desarrollo con un plan industrial o de crecimiento a mediano y largo plazo para México”, dijo la profesora del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Haydee Moreyra.

El lunes pasado, el presidente Enrique Peña Nieto manifestó su interés por apoyar a las Pymes al instruir a las dependencias del Gobierno implementar cinco medidas para facilitar la participación de las micro, pequeñas y medianas empresas en las compras de la administración pública federal.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen cerca de 4.15 millones de unidades empresariales, de las cuales 99.8% son Pymes que generan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y dan 72% del empleo.

Las Pymes tienen que aprender a gestionar sus empresas en un entorno en donde tengan mayores recursos financieros, en donde las expectativas sea de crecimiento, donde tengan mejores resultados en términos de productividad y eso también implica un proceso, añade el académico.

 

El antes y el ahora

Entre las modificaciones que propone la iniciativa de reforma financiera presentada el 8 de mayo pasado, una de las más importantes es la redefinición del mandato de la banca de desarrollo, considera el socio a cargo del área Regulatoria y de Cumplimiento de la práctica del Sector Financiero en PwC México, Eduardo Gómez Alcalá.

“La banca tiene que ser totalmente sustentable en todas las actividades que realiza, es un mandato legal, pero también requiere ser un poco más flexible al momento de la viabilidad crediticia para que este concepto de sustentabilidad se mida de manera integral como en un banco. Se viene a aclarar mucho cómo debe prestar, garantizando su sustentabilidad”.

Se plantea permitir a la banca de desarrollo adquirir acciones de otras instituciones de crédito o recibirlas en garantía, lo cual se mantiene prohibido para la banca comercial. El objetivo es evitar que dichas instituciones incrementen artificialmente su capital con operaciones cruzadas; sin embargo, en el caso de este sector no se tiene motivación alguna para realizar dichas operaciones.

Mantener la prohibición implicaría que la banca de desarrollo no podría apoyar entidades financieras en caso de que requiriesen capitalización, como ha resultado necesario en otros países, destaca la iniciativa.

Con esta reforma se ampliarán las opciones del financiamiento que otorga para facilitar la extensión de crédito a empresas en las cuales eventualmente se requiera tomar el control en eventos desafortunados como cobro de una garantía, a fin de salvaguardar el pago del crédito.

Con información de: www.cnnexpansion.com/economia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s